Entrevista a EA1CIU por la editorial ViveLibro relativa a la publicación de la biografía sobre José Blanco Novo, de la que es autor

Revista Radioaficionados de diciembre de 2018

El sábado, 24 de noviembre de 2018, en la sede del Radio Club Alfa Charlie tuvo lugar la presentación del libro biográfico sobre el primer radioaficionado gallego, José Blanco Novo, EAR-28 escrito por Tomás Manuel Abeigón Vidal, EA1CIU

Momento del acto celebrado en la sede del Radio Club Alfa Charlie de Fene

A las cinco de la tarde comenzaba el acto de presentación del libro «José Blanco Novo, primer radioaficionado gallego, primera estación móvil de aficionado de España y fundador del servicio de transmisiones de la Guardia Civil (1891-1971)», en el que Tomás Manuel Abeigón Vidal, autor del libro hizo una disertación sobre la historia de la radioafición española desde sus orígenes, refiriéndose a continuación a las principales fuentes de información y consulta disponibles para los interesados en la  Radio-Historia.

Tomás Abeigón recordó cómo se inició en su actividad investigadora como aficionado, para posteriormente centrarse en la biografía del protagonista de su libro, José Blanco Novo, primer radioaficionado gallego y fundador del servicio de transmisiones de la Guardia Civil.

Esta es la primera biografía publicada sobre Blanco Novo, en la que su autor desvela cuestiones tan interesantes como que fue, el entonces capitán de la Guardia Civil en Santiago de Compostela, el pionero de la radiodifusión gallega en 1925, cuando transmitió conciertos y conferencias que fueron escuchadas en toda la población.

Después de la presentación, el autor dedicó ejemplares a los asistentes que así se lo solicitaron, para disfrutar luego de un lunch servido en la misma sede del Radio Club.

 ====================================================================================

Palabras pronunciadas por Tomás Manuel Abeigón Vidal, EA1CIU, en el acto de presentación de su libro biográfico sobre el primer radioaficionado gallego, José Blanco Novo, EAR-28, en la sede del Radio Club Alfa Cahrlie de Fene, el 24 de noviembre de 2018:

 

En primer término, quiero agradecer a la Junta Directiva del Radio Club Alfa Charlie de Fene, al que tengo el inmenso orgullo de pertenecer, el permitirme realizar hoy aquí la presentación de este, mi primer libro.

 

He elegido este lugar por varios motivos. Los principales son la excelente acogida y el interés mostrado por los integrantes de esta asociación hacia mi labor como aficionado a la Radio-Historia. Además de estos, consideré su proximidad a Ferrol, ciudad natal del protagonista de la obra, y donde también este desarrolló su labor profesional en los primeros años de pertenencia a la Guardia Civil.

 

Como ustedes saben, el primer radioaficionado de la historia de España fue Matías Balsera Rodríguez, que en el año 1903 efectuaba su primer comunicado bilateral desde su casa en Puerto de Santa Maria con una de las estaciones de telegrafía sin hilos que la Compañía Transatlántica tenía instaladas en la bahía de Cádiz. Sin embargo, la radioafición no era una actividad legal por aquel entonces en España.

 

Esta no fue autorizada en nuestro país hasta junio de 1924. Momento, a partir del cual,  se adjudicaron los primeros indicativos. 

 

En marzo de 1926, se constituía la asociación Españoles Aficionados a la Radiotécnica, primera organización de radioemisores aficionados de la historia de España.

 

El  15 de abril de ese año se publicaba el primer número de la revista EAR, su órgano portavoz, escrito y dirigido por Miguel Moya, EAR-1, primer adjudicatario en España de indicativo oficial de radioemisor. 

 

Gracias a la inestimable labor de Moya, hoy podemos leer, en las páginas de esta revista, los hechos más destacados de quienes poblaron el éter con sus transmisiones en onda corta en aquellos días.

 

Es pues, la revista EAR, una de las principales fuentes de la historia de la radioafición española, fiel reflejo de la actividad amateur desde su aparición, hasta 1932, año en que dejó de publicarse.

 

Red Española, asociación creada en 1929 fruto de la división surgida en la radioafición de nuestro país en aquel momento, emitió también su boletín social hasta que en 1933 se fusionó con E.A.R., dando origen a la Unión de Radioemisores Españoles, cuya existencia se prolongó hasta el inicio de la guerra civil y que también contó con su propia revista.

 

La constitución de la U.R.E. no resolvió el problema de división que existía en el seno de la radioafición española.

 

El 9 de abril de 1935 se fundaba la Agrupación Castellana EAR, que junto a la Agrupación Montañesa EAR de Santander, la Agrupación Catalana EA3 de Barcelona, y otras agrupaciones regionales que fueron surgiendo, dieron origen a la Federación de Agrupaciones de Radio. Por voluntad unánime de las primeras agrupaciones, se nombró Presidente de dicha federación a Miguel Moya. La F.A.R. también dispuso de su propio órgano portavoz.

 

Gracias a estos boletines sociales, algunas revistas especializadas, así como a informaciones publicadas, de forma puntual, en los periódicos, se fue dejando constancia escrita de los hechos más relevantes ocurridos en la historia de la radioafición española hasta el inicio de  la guerra civil, momento en el que estuvo a punto de lograrse la tan deseada unión. Esta no se produciría, hasta la constitución de la actual Unión de Radioaficionados Españoles, el 1 de abril de 1949.

 

La primera persona que se preocupó tras la guerra civil de recuperar la historia de nuestra afición fue Vicente Juan Segura, quien se había hecho presente en las bandas de aficionado en el año 1927, utilizando el indicativo provisional EAR-C20. Segura comenzó a escribir algunas crónicas en abril de 1948 sobre lo que estaba pasando entonces en España, las cuales enviaba a la Revista Telegráfica en Argentina con la pretensión de que los amateurs españoles que la compraban las leyesen. En ese momento la radioafición permanecía aún prohibida, pero tras la finalización de la segunda guerra mundial y hasta 1949, comenzó a detectarse la progresiva presencia de algunos radioaficionados en las bandas, entre ellos, Segura, que utilizaba el indicativo provisional, EA3LA.

 

En octubre de 1949, una vez que la radioafición volvió a estar permitida en España, se publicó una peculiar obra dirigida a los amateurs que se iniciaban en la actividad. Llevaba por título, Prontuario del Radioaficionado. En ella se incluyó una Breve Historia de la Radioafición en España escrita por Segura, única crónica existente desde entonces y hasta 1991, que recogió la evolución de la radioafición española desde sus orígenes.

 

A pesar de los errores y omisiones que contiene el escrito de Segura, este es de gran valor para todos aquellos que tengan interés en conocer la historia de nuestra común afición.

 

Desde febrero de 1956, Juan José Arrizabalaga, entonces titular del indicativo de radioescucha EA2-327.U, y más tarde, del de emisión, EA2EY, redactó algunos artículos publicados en la revista U.R.E., basados en lo que iba leyendo en la veterana EAR, queriendo dedicarlos como homenaje «para los de ayer, aquellos nuestros heroicos “pioneros”», tal como Arrizabalaga los definió.

 

Desde 1991, Isidoro Ruiz-Ramos, EA4DO. ha venido dedicándose a estudiar, investigar y divulgar la Historia de la Radioafición Española, creando el Archivo Histórico EA4DO Y publicando trabajos de incalculable valor que han permitido rescatar nuestro pasado amateur. En 2003, Ruiz-Ramos presentó su tesis doctoral titulada El primer medio siglo de Radioafición en España para conmemorar el Centenario de la Radioafición en nuestro país.

 

A la infinidad de trabajos y colaboraciones efectuadas por EA4DO, hay que agregar, sus interesantes y bien documentadas crónicas de la historia de la radioafición española que actualmente podemos leer en las páginas de la revista Radioaficionados, en las que mes a mes nos trasladan en el tiempo a lo que ocurrió «Hace 90 años...».

 

Fue a finales de 2014 cuando me puse, por primera vez, en contacto con Isi para solicitarle alguna información que me ayudase a escribir una pequeña crónica de la Historia de la Radioafición en las Rías Baixas. Poco tiempo después recibía una completa y extensa información como respuesta, que con gran cariño, como hace siempre Isi con quien se dirige a él para solicitarle su ayuda, me había enviado.

 

Puedo decir, sin lugar a dudas, que fue él mi mentor, que con mucha paciencia e ilusión al ver mi interés en la Historia de nuestra afición, me fue guiando e iniciando en este apasionante mundo que es la Radio-Historia.

 

Desde entonces he dedicado muchas horas, dinero y esfuerzo al estudio e investigación de lo ocurrido en Galicia en el mundo amateur, consiguiendo rescatar de entre miles de documentos analizados, las piezas de un rompecabezas de increíbles dimensiones y del que ahora empiezo a atisbar cuál es el dibujo final que representa.

 

Aunque queda mucho trabajo por hacer, ya contamos en Galicia con el inventario completo de los nombres de los radioaficionados que nos precedieron desde los primeros años hasta la Guerra Civil; y reconstruidas muchas de las biografías de estos, entre las que se encuentra la que hoy nos reúne aquí. 

 

Esta labor, que continúo realizando en la actualidad, está plagada de dificultades, al no poder examinar muchas de las fuentes de información que se conservan en escaso número, y son de acceso limitado. Muchos ejemplares de revistas, fotografías, QSL’s, etc. permanecen en manos de coleccionistas privados, impidiendo que puedan ser vistos y estudiados por quien así lo desee.  

 

Si bien lo que acabo de decir es totalmente verídico, también lo es el que muchas de las revistas y QSL’s de nuestros predecesores se pueden consultar gracias a algunos colegas, que, de forma totalmente desinteresada, las han digitalizado y puesto a disposición de toda la comunidad amateur. Estos valiosísimos testimonios del pasado, son una fuente inagotable de información, en la que cualquier dato que contienen es de gran interés.

 

Hoy estamos aquí reunidos para presentar la única biografía escrita hasta ahora sobre el primer radioaficionado gallego. Una de las figuras más destacadas del amateurismo español de los primeros tiempos y al mismo tiempo mas desconocida entre los radioaficionados gallegos. 

 

EAR-28 efectuó en 1910 su primer DX cuando era alumno de la Academia de Infantería en Toledo. Así quedó escrito en la presentación que de su estación hizo en las páginas de la revista EAR en 1926.

 

Luchó en la Guerra del Rif defendiendo los intereses de España tras finalizar sus estudios, en 1913,  y hasta 1916, año en el que se incorporó a la Guardia Civil. Su primer destino fue Arzúa, y más tarde, Noia. Su valerosa y humanitaria intervención en la epidemia tífica de Lira en 1918 le hizo merecedor de la Gran Cruz de la Orden Civil de Beneficencia con distintivo morado y negro.

 

En 1918 se hizo cargo de la sección montada de Ferrol, donde permaneció hasta 1922, año en el que al ser ascendido a capitán fue destinado, primero, a Allariz, y poco después a Vilagarcía de Arousa, donde se hizo cargo del mando de la segunda Compañía de la Comandancia de Pontevedra.

 

Es allí donde construye una estación de transmisor a chispas, con la que comunica con buques a distancia de 20 o 30 millas y entabla amistad con miembros de la comunidad universitaria compostelana con los que compartía su afición a la radio. Audiciones, conferencias, construcción de estaciones receptoras, artículos de prensa y diversas instalaciones, son algunas de las experiencias que Blanco Novo lleva acabo en esos años en los que la llegada de la legalización de la radio privada en España causó verdadero furor.

 

En 1924, Blanco Novo fue destinado a Santiago de Compostela, en donde construyó una estación de onda larga con la que realizó emisiones  broadcasting que son escuchadas en toda la población, convirtiéndose así en el pionero de la radiodifusión en Galicia.

 

Pero no satisfecho con los resultados, por el escaso alcance de sus emisiones y los altos requerimientos de potencia de las ondas largas, centró su atención en las cortas. 

 

Blanco Novo construye entonces una estación de aficionado cuyo transmisor, basado en el circuito Mesny, transmitía en QRP con tan solo 5 vatios de potencia, utilizando una antena unificar de 70 m de longitud con toma de tierra natural. Las longitudes de onda de trabajo asignadas a los radioaficionados estaban entonces entre los 0 y  los 120 m.

 

Con esta estación obtuvo su licencia de radioemisor, al que le adjudicaron el indicativo EAR-28 en abril de 1926. Pronto iba a conseguir con él  grandes éxitos.

 

Tan pronto como obtuvo su indicativo oficial, Blanco Novo fue designado delegado de la segunda región de la E.A.R., que comprendía Galicia, Asturias, León, Zamora y Salamanca.

 

En el primer Concurso de Transmisión de la historia de la radioafición española, celebrado entre 1926 y 1927, obtuvo el oro, empatando a puntos con EAR-6 de Tolosa, que fue recompensado con igual premio.

 

En la segunda edición de este concurso, celebrada al año siguiente, EAR-28 revalidó el oro, esta vez en solitario y con rotundidad.

 

Blanco Novo construyó la primera estación móvil de aficionado de España en 1927 y poco después, tras convencer a sus superiores de los beneficios que reportaría la utilización de la radio al Cuerpo, funda el servicio de Transmisiones de la Guardia Civil, encargándose de la construcción de los aparatos que conformarían su red.

 

Blanco Novo creó la escuela de radio operadores de la benemérita en Santiago de Compostela en 1928, y la red de emisoras de la Guardia Civil no dejó de crecer desde entonces. 

 

Dentro de su equipo de colaboradores, el capitán de la benemérita contó con radioaficionados, como fue el caso de Ángel Muro Durán, EAR-322, segundo jefe del servicio, o el del guardia Agustín Sánchez Vega, EAR-13, conductor y operador de la estación móvil de mando de Blanco Novo.

 

En mayo de 1936, se celebró la segunda edición de la vuelta ciclista a España que contó, como apoyo, con la novedosa asistencia del servicio de radio de la Guardia Civil, coordinado por Muro Durán y supervisado desde Madrid por Blanco Novo.

 

Pocas semanas después, un golpe de Estado provocó el inicio de la guerra civil en la que Blanco Novo y los componentes de su equipo se declararon partidarios de los sublevados, prestando su colaboración con estos a través de la red de radio de la Guardia Civil de forma clandestina, hasta que por levantar sospechas fueron detenidos.

 

Uno de los días más emocionantes en el desarrollo de mis investigaciones que culminaron en la publicación del libro que hoy presentamos aquí, fue el 13 de septiembre de 2016, cuando después de obtener la autorización correspondiente, visité el Archivo Intermedio Militar Noroeste en Ferrol. Allí se encontraba el expediente de la causa sumarísima instruida a Blanco Novo con motivo de su procedencia de zona enemiga. Las vicisitudes por las que había atravesado, el entonces comandante de la Guardia Civil, desde el 17 de julio de 1936 hasta el final de la guerra civil habían permanecido ocultas y por fin las iba a poder desvelar. Las facilidades que me prestaron en este Archivo para consultar la documentación, me permitieron completar con todo lujo de detalles dichos acontecimientos, los cuales se encuentran recogidos en esta biografía.

 

Tras la finalización de la la guerra, el 30 de junio de 1939, Blanco Novo fue confirmado como Jefe de los servicios radiotelegráficos de la Guardia Civil hasta el 31 de octubre de ese año que fue destinado a la Comandancia de Oviedo.

 

En 1945, fue autorizado a lucir, bordado sobre su uniforme, el distintivo de radiotelegrafista en atención a su condición de organizador de dicho servicio de la Guardia Civil.

 

En 1955 se celebró la Exposición Nacional de Telecomunicaciones, conmemorativa de los 100 años de historia de las comunicaciones eléctricas, en la que se exhibió la primera emisora que había construido para el instituto armado Blanco Novo. 

 

En la exposición los radioaficionados tuvieron un stand en el que fue instalada una estación, que con el indicativo EA4URE,  realizó 734 qso’s con 40 países. Dicha estación fue visitada por el entonces general Blanco Novo, ex-EAR-28, lo que debió causar una gran emoción a quienes, sabiendo de quien se trataba, tuvieron la suerte de poder saludarlo.

 

Blanco Novo siguió desarrollando su labor profesional en la Guardia Civil hasta su retiro en 1957, tras el cual se dedicó a cultivar una de sus aficiones favoritas, la pesca, para lo cual solía frecuentar el muelle de Candás.

 

Su fallecimiento se produjo en Gijón el 7 de febrero de 1971 a los 80 años de edad.

 

Las conmemoraciones que han tenido lugar desde entonces, dentro del ámbito de la radioafición española han sido las siguientes:

 

En 1994, con motivo del 150 aniversario de la creación de la Guardia Civil, una QSL especial en la que se incluyó una fotografía de la estación móvil de aficionado de EAR-28.

 

En 2017, para conmemorar el 90 aniversario de la celebración del primer Concurso de Transmisión E.A.R., en el que Blanco Novo obtuvo medalla de oro, se emitió una QSL especial y un diploma otorgado por EA1CIU.

 

En el mismo año, para celebrar los 90 años de la construcción de la primera estación móvil de aficionado, X-28, se emitió una QSL especial por EA1CIU.

 

En este año 2018, con motivo del 90 aniversario de la obtención de la medalla de oro en el segundo Concurso de Transmisión  E.A.R., la asociación de radioaficionados de Padrón, ASORA,  otorgó un diploma.

 

Con estas actividades se despertó cierto interés dentro de la radioafición gallega por conocer la figura de EAR-28 y en la mayoría de los radio clubs de nuestra región, y algún cuarto de radio particular,  se exhibe hoy la fotografía del primer radioaficionado gallego.

 

También se han organizado en Galicia, un grupo de radio digital y una rueda en 80 metros que incluye el indicativo  EAR-28 en el texto de su denominación, en honor a nuestro predecesor.

 

Con la publicación de este libro, quiere el autor rendir un sentido homenaje a D. José Blanco Novo, EAR -28, dando a conocer la  biografía de tan destacado radioaficionado gallego.

 

No quisiera terminar esta presentación sin agradecer a mi familia, especialmente a mis padres, a mi esposa y mi hijo, su comprensión y apoyo, sin los cuales hubiera sido imposible que este libro viese la luz.

 

Por último, agradezco a  todos ustedes, entre los que cuento con muchos amigos, su presencia hoy aquí.

 

Muchas gracias,

 

 

Magalofes, 24 de noviembre de 2018

 

Tomás Manuel Abeigón Vidal 

EA1CIU

Vídeo resumen: https://youtu.be/T7AJ7CeqPls

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

«José Blanco Novo, primer radioaficionado gallego, primera estación móvil de aficionado de España y fundador del servicio de transmisiones de la Guardia Civil (1891-1971)» por Tomás Manuel Abeigón Vidal, EA1CIU

Cubierta del libro de EA1CIU

Acaba de ser publicado el libro titulado «José Blanco Novo, primer radioaficionado gallego, primera estación móvil de aficionado de España y fundador del servicio de transmisiones de la Guardia Civil (1891-1971)» cuyo autor es nuestro colega EA1CIU, Tomás Manuel Abeigón Vidal, de Pontevedra que será presentado el día 24 de noviembre de 2018 a las 17h 00’ en la sede que el Radio Club Alfa Charlie de Fene tiene en Magalofes.
 
 
Se trata de la biografía de EAR-28, posteriormente EA4BQ, primer radioaficionado de Galicia y una de las primeras y más relevantes figuras de la radioafición española.
En la revista Radioaficionados del mes de julio de este año se incluía  el resumen de la conferencia que EA1CIU había dado el 5 de mayo de 2918 en la sede del Radio Club Alfa Charlie de Fene sobre la biografía y logros más importantes de Blanco Novo entre los que figura el ser ganador de la medalla de oro en el primer Concurso de Transmisión de la Historia de la Radioafición Española celebrado entre 1926 y 1927. En aquella ocasión EAR-28 empató a puntos con otro astro del amateurismo español, Jenaro Ruiz Arcaute, EAR-6 de Tolosa que recibió igual premio.
Al año siguiente se celebró la segunda edición del mismo concurso, aunque por tiempo más breve, siendo ganador absoluto, esta vez sí, Blanco Novo.
EAR-28 fue el primer delegado de la segunda región de Españoles Aficionados a la Radiotécnica, organizadora del Concurso de Transmisión mencionado.
Blanco Novo construyó la primera estación de aficionado móvil en 1927 y un año después fundó el servicio de transmisiones de la Guardia Civil.
Estas y otras muchas cosas interesantes son las que podremos leer en el libro biográfico escrito por EA1CIU y que ya está disponible en la web: 
 
 
Y también se puede adquirir en todas las librerías de España.

José Blanco Novo en la revista Radioaficionados

La revista Radioaficionados que edita la Unión de Radioaficionados Españoles recoge el resumen de la conferencia sobre Blanco Novo, EAR-28 que efectuó EA1CIU el 5 de mayo de 2018 en la sede del Radio Club Fene.

José Blanco Novo, EAR-28, primer radioaficionado gallego (1891-1971)

José Blanco Novo, EAR-28, primer radioaficionado gallego (1891-1971)

Por: Tomás Manuel Abeigón Vidal, EA1CIU

Magalofes, 5 de mayo de 2018.

 

 

 

El pasado 5 de mayo de 2018, Tomás Abeigón, EA1CIU impartió una conferencia sobre la Biografía de José Blanco Novo, EAR-28, primer radioaficionado gallego (1891-1971), en la sede que el Radio Club Fene Alfa Charlie tiene en Magalofes.

 

Tras una breve introducción sobre los antecedentes familiares de Blanco Novo, EA1CIU hizo referencia a cómo se inició este en la radioafición cuando era alumno de la Academia de Infantería de Toledo en el año 1910. En aquellos años realizó su primer DX a una distancia de diez o doce metros.

 

Tras finalizar su formación  militar en Toledo, Blanco Novo participó en la Guerra del Rif en la zona de Melilla, donde permaneció tres años en los que su receptor de galena le acompañaba a todas partes y con el que escuchaba las señales horarias que emitía la Torre Eiffel desde París.

 

En 1916 José Blanco Novo regresó a la península y ese mismo año se incorporó a la Guardia Civil, siendo destinado a la Comandancia de A Coruña.

 

En 1918 se hizo merecedor de la Gran Cruz de la Orden Civil de Beneficencia con distintivo morado y negro por su destacada labor humanitaria en el transcurso de la epidemia tífica declarada en Lira (Carnota).

 

En 1918 se casó con María de los Dolores Martínez Laverón, con la que tuvo dos hijas.

 

En su destino de Vilagarcía de Arousa en 1922 tras ser ascendido a Capitán, tuvo ocasión de realizar ensayos de transmisión de onda amortiguada (transmisor de chispa), comunicando con buques que pasaban frente a la costa a 20 o 30 millas de distancia.

 

En 1924, año en que se legalizó la radioafición en España, fue destinado a Santiago de Compostela, donde efectúa la construcción de una emisora de broadcasting (radiodifusión), emitiendo conciertos que eran escuchados por toda la población a nivel local.

 

Tras su frustración por el corto alcance conseguido en las ondas largas, decidió pasarse a las cortas, por debajo de los 100 metros de longitud de onda, lo que le reportaría grandes satisfacciones.

 

En esos meses realizó conferencias, demostraciones y colaboraciones en la prensa sobre la radio, estrechando amistad con personalidades destacadas del mundo de la cultura y la universidad. Figura destacada fue Mariano Álvarez Zurimendi, Catedrático de la Facultad de Ciencias que tenía instalada una estación de radio en su laboratorio de la Universidad en la que efectuaba con los alumnos y otros profesores experiencias de radioescucha, llegando a instalar una emisora experimental.

 

En abril de 1926 Blanco Novo obtuvo la licencia para su estación radioemisora de aficionado con el distintivo de llamada EAR-28, convirtiéndose así en el primer radioaficionado gallego. Su estación transmitía con tan solo cinco vatios de potencia y una antena unificar  de 70 metros de longitud con toma de tierra natural.

 

Un mes después fue designado delegado de la segunda región (Galicia, Asturias, León, Zamora y Salamanca) de la Asociación Españoles Aficionados a la Radiotécnica, primera asociación española de radioemisores.

 

En el primer Concurso de Transmisión E.A.R. celebrado entre octubre de 1926 y junio de 1927 obtuvo la medalla de oro, compartiendo el primer puesto con Jenaro Ruiz Arcaute, EAR-6, de Tolosa, que recibió el mismo premio.

 

En diciembre de 1927, tras instalar una estación radiotelegráfica en su automóvil Ford T, se desplazó a Madrid realizando comunicados bilaterales con España y el extranjero utilizando el indicativo X-28, convirtiéndose así en la primera estación radio móvil de aficionado española.

 

En el segundo Concurso de Transmisión de EAR celebrado entre abril y junio de 1928, EAR-28 obtuvo el primer puesto, ganado la medalla de oro, esta vez en solitario. En el transcurso del plazo del Concurso, EAR-28 efectuó el primer comunicado bilateral España-Cuba. Blanco Novo hizo un total de 63 QSO’s con Brasil, Chile, Argentina, Uruguay y Cuba.

 

En 1928 fundó el Cuerpo de Transmisiones de la Guardia Civil, siendo instaladas las primeras cuatro estaciones en Santiago de Compostela, A Coruña, Madrid y en un automóvil Hispano Suiza que personalmente llevó a Madrid Blanco Novo en octubre de ese año con ocasión de la inauguración de la primera Estación Central de Radio de la Benemérita.

 

En 1932 Blanco Novo abandonó Galicia al ser nombrado Jefe del Taller Escuela de Artes Gráficas de la Guardia Civil en Madrid, del que dependía el servicio de radio del Cuerpo.

 

En 1934 fue nombrado Jefe del Servicio Radiotelegráfico de la Guardia Civil.

 

Tras el alzamiento de julio de 1936, Blanco Novo envió un despacho radiotelegráfico a Valladolid adhiriéndose al mismo. Durante un mes pasó información al Bando Nacional, siendo luego arrestado por levantar sospechas de colaboración con el enemigo y recluido en la Cárcel militar de Guadalajara durante dos meses, tras los cuales, puesto en libertad y advertido por sus amistades que iba a ser nuevamente detenido por una comisión de depuración del Cuerpo, consiguió huir y esconderse para luego salir del país con ayuda del Cuerpo Diplomático de algunos países sudamericanos y entrar de nuevo por Zona Nacional. Allí consiguió reunirse con su esposa e hijas y tras ser encausado como proveniente de zona enemiga, fue restituido en su puesto en la Guardia Civil y encargado del Orden Público en Palencia. Al poco tiempo falleció su esposa.

 

Tras la finalización de la guerra, fue confirmado como Jefe del Servicio Radiotelegráfico del Cuerpo, puesto que abandonó al ser encargado de la jefatura de orden público de Oviedo.

 

En 1945 fue autorizado a usar sobre su uniforme el distintivo de radiotelegrafista al haber sido el organizador de este servicio en la G.C.

 

En 1947 fue ascendido a Coronel, siendo destinado al mando del 41º Tercio, con sede en Oviedo.

 

En 1950 obtuvo el título de Practicante por la Universidad de Valladolid. Escribió en esos años varios artículos científicos en revistas especializadas en el ramo de la medicina y en 1952 fue nombrado Profesor Honorario de la Escuela de Medicina Legal de la Facultad de San Carlos.

 

En 1953 ascendió a General de Brigada. Fue entonces destinado a la Jefatura de los Servicios Administrativos de la Dirección General de la GC en Madrid.

 

En 1955 en la Exposición Nacional de Telecomunicación celebrada en Madrid se exhibió la primera Estación radiotelegráfica del Cuerpo construida por Blanco Novo, la cual estuvo en funcionamiento hasta 1948.

 

En 1957 pasó a la reserva al cumplir la edad reglamentaria.

 

José Blanco Novo falleció en Gijón en 1971.

 

Durante su carrera profesional en el Ejército Español y la Guardia Civil recibió diversas distinciones y condecoraciones por sus destacados servicios, valor, humanidad y entrega a los demás, ganándose el afecto del pueblo y de todas aquellas personas con las que se relacionó a lo largo de su vida.

 

 

La Historia de José Blanco Novo, E.A.R.-28, primer radioaficionado gallego en el Radio Club Fene de la mano de EA1CIU el 5 de mayo de 2018

El próximo día 5 de mayo de 2018, Tomás Manuel Abeigón Vidal, EA1CIU, dará una conferencia en la sede del Radio Club Fene sobre José Blanco Novo, E.A.R.-28, primer radioaficionado gallego.

 

Historia de la Radioafición en Arucas

Artículo de EA1CIU sobre el primer radioaficionado estradense en la revista «Radioaficionados» de diciembre 2017

 

La revista «Radioaficionados» publica este mes de diciembre 2017 un interesante artículo sobre la actividad radioamateur de Ángel Pereira Renda, primer radioaficionado estradense. En el mismo, Tomás Abeigón, da a conocer el resultado de su trabajo de investigación sobre EA1BS, reuniendo en su artículo los aspectos más significativos de esta importante figura de la radioafición estradense, gallega y española.

IberRadio 2017: Ponencia de EA1CIU, Tomás Manuel Abeigón Vidal: "Julio Cervera, primer radio-experimentador español"

El domingo 17 de septiembre de 2017, EA1CIU, Tomás Manuel Abeigón Vidal de Pontevedra presentó una ponencia en IberRadio sobre Julio Cervera, primer español que se ocupó de forma práctica de la telegrafía sin hilos en España. 

Después de una pequeña introducción a la compleja figura de Cervera y la multitud de facetas en las que destacó, el ponente expuso de forma muy resumida pero concisa cuales fueron las principales aportaciones del militar e inventor español a la radio.

Este año 2017 se conmemora el 90 aniversario del fallecimiento de Julio Cervera Baviera, motivo por el que EA1CIU consideró oportuno dedicarle este homenaje en la Feria más importante de las radiocomunicaciones en España y que visitaron este fin de semana varios miles de radioaficionados.

 

 

Visita a la Estación radiotelegráfica EAF (Finisterre)

El pasado día 8 de septiembre de 2017 EA1CIU en compañía de su familia y de Olga Morón Mari, nieta de Manuel Mari Morante, visitó los restos de la estación radiotelegráfica Marconi de Finisterre.

Manuel Mari fue radiotelegrafista en la EAF durante varios años y acabó obteniendo el indicativo de radioemisión de aficionado EAR-37'en 1926 y luego el de radioescucha E-89 en 1928.

 

Primeras instrucciones publicadas en España para construir una estación de radioaficionado en 1903

El 11 de mayo de 1903, la revista barcelonesa La Ilustración artística publicó un artículo con ilustraciones sobre cómo construir una estación de telegrafía sin hilos de aficionado.

Actividad conmemorativa del XC Aniversario de la Primera Estación Móvil de Aficionado en España

Primeras experiencias de telefonía sin hilos en España (1904)

El primer experimento de teléfono (transmisión de voz) sin hilos realizado en España, del que hay constancia documental, fue el verificado en casa del ingeniero industrial D. Guillermo J. de Guillen-García a comienzos de 1904, con aparatos especialmente construidos y dispuestos para ello por él y su hijo José María. Si bien los experimentos fueron a pequeña distancia, se daba el caso de ser muy pequeña la bobina de inducción empleada y de encontrarse entre el aparato transmisor y el receptor un patio, la escalera y varios muros, lo que representaba obstáculos bastante serios, relativamente a la potencia de los aparatos empleados y, a pesar de esto, se pudo oír perfectamente el canto, y con cierta claridad la palabra. (Autor: Tomás Manuel Abeigón Vidal, EA1CIU. Pontevedra)

Apuntes sobre la activad amateur de F. Javier de la Fuente, EA1AB (ex EAR-18), en los años prohibidos posteriores a la Guerra Civil y hasta su legalización (1939-1949)

Interesante artículo escrito por EA1CIU, Tomás Manuel Abeigón Vidal, sobre la activad amateur de F. Javier de la Fuente, EA1AB (ex EAR-18), en los años prohibidos posteriores a la Guerra Civil y hasta su legalización (1939-1949) 

Gonzalo Brañas Fernández, EA1BY en la revista Radioaficionados de julio de 2017

Reseña en el Boletín del Radioclub Uruguayo sobre el trabajo de EA1CIU sobre el 1º Concurso de Transmisión EAR 1926-1927

Texto extraído de:

http://www.cx1aa.org/boletines/Boletin%20CX%20517.pdf "Crónica del Concurso de Transmisión E.A.R. (1926-1927), el primero de la Historia de la Radioafición Española e importante para todos los radioaficionados sudamericanos de la época.

Gran trabajo de EA1CIU Tomás Manuel Abeigón Vidal.

http://historiadelaradioaficionespanola.blogspot.com.uy/2016/12/cronica-del- concurso-de-transmision-ear.html 

De los uruguayos participantes aparecen quienes 6 años después, en 1933, fundarían el Radio Club Uruguayo.
En esa época un concurso podía durar un año! La potencia de, a lo más, 20 watts y antenas elementales, hacían muy difíciles los contactos intercontinenta- les: con dedicación y suerte, alguna vez al mes, en frecuencias definidas por
“aproximación” 

El brillante relato hace fiel uso de documentos de época."

El Archivo Histórico EA4DO participa en la décima edición del Mercáu Astur Radio

EL SÁBADO, 13 DE MAYO se celebró  “Mercáu Astur Radio 2017” EN LUGO DE LLANERA, CONTANDO CON LA PRESENCIA DEL “Archivo Histórico EA4DO” EN HOMENAJE A LOS PIONEROS DE LA RADIOAFICIÓN ASTURIANA: LOS HERMANOS MAIRLOT.

El Archivo Histórico EA4DO mostró en su estánd multitud de imágenes que evocan el recuerdo de dos grandes personajes de la Historia de la Radioafición cuya actividad amateur comenzó  en 1928 en El Caleyo (Oviedo): Edmundo y Alberto Mairlot.

Los Hermanos Mairlot fueron titulares de los indicativos EAR-185, EA1AS, EA4CC y EA5CV Edmundo, y EAR-336,  posterioriormente EA1BC, Alberto.

Más información en la web del Archivo Histórico EA4DO.

18 de abril de 2017: Día Mundial del Radioaficionado

El 18 de abril es el día para que todos los radioaficionados lo puedan celebrar diciéndole al mundo que podemos ayudar a enseñar la ciencia, el servicio a la comunidad que podemos proporcionar y la diversión que tenemos.

XC aniversario del Primer Concurso de Transmisión E.A.R. (1926-1927)

La revista Radioaficionados de la U.R.E. publica, este mes de abril de 2017, la primera parte del arrículo escrito por EA1CIU bajo el título: "Crónica del Primer Concurso de transmisión de la Historia de la Radioafición Española" correspondiente a lo que ocurrió durante el año 1926 relacionado con este importante evento.

Participación de EA1CIU en la Net de la tecnología de radioaficionados de EA8EE, José Manuel

Invitado por José Manuel, EA8EE y a través de la red Echolink, Tomás Manuel Abeigón Vidal, EA1CIU, ha participado en las dos sesiones de la "Net de la tecnología de radioaficionados" siguientes:

 Día 19/03/2017. Tema: - Historia de la radioafición a cargo de EA1CIU (Tomás). Podcast:  https://www.ivoox.com/17626418

 Día 26/03/2017 . Tema: - Julio Cervera, primer radio-experimentador español a cargo de EA1CIU (Tomás). Podcast: https://www.ivoox.com/17770809

XC aniversario del fallecimiento de Julio Cervera Baviera, primer radioexperimentador español

Fotografía de Julio Cervera Baviera en 1912

El próximo día 24 de junio de 2017 se conmemora el XC aniversario del fallecimiento de Julio Cervera Baviera. Desde la asociación Españoles Aficionados a la Radio-Historia seguiremos todas aquellas noticias que se produzcan relacionadas con su celebración y las incluiremos en este espacio. 

Al mismo tiempo estamos actualizando, como resultado de su continua labor de investigación, la entrada del blog que sobre este importante personaje de nuestra Historia ha escrito Tomás, EA1CIU, y que puedes ver en este enlace: 

 

http://experienciastempranasderadio.blogspot.com.es/2016/03/julio-cervera-baviera-1854-1927-primer.html

 

¡Seguiremos informando!

Primeros ensayos de comunicación por radio en la aviación española

La revista Radioaficionados, de la Unión de Radioaficionados Españoles, publica en su edición de marzo de 2017, un artículo escrito por Tomás Manuel Abeigón Vidal, EA1CIU sobre los "Primeros ensayos de comunicación por radio en la aviación española".  Tras un repaso a los antecedentes mundiales de la introducción de la radio en la aviación, se refiere el autor a las primeras experiencias llevadas acabo en España, las cuales fueron protagonizadas por Joaquín Pérez-Seoane Escario.

Enrique Vázquez Lescaille, primer radioaficionado pontevedrés, en el Foro Histórico de las Telecomunicaciones

Pontevedra, 16 de febrero de 2017

Enrique Vázquez Lescaille, EAR-05,EAR-VL, EA1BL (1880-1948), primer radioaficionado y precursor del Broadcasting en Pontevedra, cuya biografía, escrita por Tomás Manuel Abeigón Vidal, EA1CIU,  fue publicada por la revista Radioaficionados de la Unión de Radioaficionados Españoles en febrero de 2017, ha sido objeto de interés por parte de los responsables del Foro Histórico de las Telecomunicaciones y, fruto del mismo, ha sido incluida en la Senda Personajes Españoles del Foro, que puede ser consultada siguiendo este enlace:

http://forohistorico.coit.es/index.php/personajes/personajes-espanoles/item/vazquez-lescaille-enrique

 

 

INTERVENCIÓN DE ISIDORO RUIZ-RAMOS EN EL PROGRAMA “ESPAÑA VUELTA Y VUELTA”

13 de febrero de 2017: “DIA MUNDIAL DE LA RADIO”

INTERVENCIÓN DE ISIDORO RUIZ-RAMOS EN EL PROGRAMA “ESPAÑA VUELTA Y VUELTA” de Radio Nacional de España:

"En esta jornada tan importante de la que se han hecho eco las estaciones de radiodifusión de todo el mundo, el objetivo que persigue la UNESCO es potenciar un medio de comunicación simple y de bajo costo, especialmente apropiado para llegar a las comunidades alejadas y a las personas vulnerables. Con motivo de su conmemoración fue invitado a participar en el programa de RNE Isidoro Ruiz-Ramos, Archivo Histórico EA4DO [...]"  (Texto extraído de la noticia publicada en la página web del Archivo Histórico EA4DO).

http://www.radioclubhenares.org/ea4do/EspanaVueltaYVuelta_R1_13-2-17_S4DO.mp3

 

 

 

Nace la Asociación Españoles Aficionados a la Radio-Historia

Pontevedra, 9 de febrero de 2017

La asociación E.A.R. tiene como finalidad preservar y difundir la Historia de la Radioafición Española.

Enlace noticia en la edición digital de Diario de Pontevedra, 14 de febrero de 2017:

http://diariodepontevedra.galiciae.com/noticia/662056/nuestro-objetivo-es-evitar-que-la-historia-de-la-radioaficion-acabe-en-la-basura